¡Lo más vendido!

Fabricantes

Información

Los más vendidos

Nuestros aceites más populares.

Los más vendidos  Hay 11 productos.

Subcategorías

  • Aceite de Rosa Mosqueta

    El Aceite de Rosa Mosqueta es un producto que se lleva utilizando desde hace siglos para el cuidado del cutis y para el tratamiento de diferentes enfermedades, siendo ya los antiguos egipcios, mayas e indígenas que habían descubierto sus grandes propiedades curativas.

    ¿Qué es el Aceite de Rosa Mosqueta?

    El Aceite de Rosa Mosqueta es un fantástico aceite de origen vegetal con múltiples propiedades beneficiosas tanto para la medicina convencional, cuanto en uso cosmético. Su extracción se realiza a través de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas llamada Rosa moschata o Rosa Rubiginosa y a pesar de que es una planta proveniente de Europa, también se puede hallar en el sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina. Debido a su alta composición de ácidos grasos esenciales - omega 3, omega 6, omega 9 y ácido linoleico, así como su riqueza en antioxidantes y vitaminas (vitamina A, C, y E) el Aceite vegetal de Rosa Mosqueta se convierte en uno de los integrantes indispensables en nuestra aromateca.

    ¿Qué beneficios presenta para nuestra salud y belleza el Aceite de Rosa Mosqueta?

    Ralentiza la aparición de los signos de envejecimiento prematuro y las arrugas

    Este efecto se produce gracias al alto contenido de antioxidantes y vitaminas que integra el Aceite vegetal de Rosa Mosqueta.

    Tiene un efecto positivo sobre las estrías y las manchas de la piel

    Los aceites grasos esenciales que componen el aceite vegetal de Rosa Mosqueta favorecen la pigmentación de la piel, dándole así una textura y tono aterciopelada y sana. Una vez más gracias a su contenido en antioxidantes y vitaminas, pudiendo destacar sobre todo las vitaminas C y A, consigue producir colágeno y proteger la piel de los daños externos como el sol y el viento. Su efecto positivo sobre las estrías lo convierte en un aceite ideal durante el embarazo, dado que sus propiedades ayudan en la prevención de la formación de estrías.

    Corrige los efectos del foto-envejecimiento

    El foto-envejecimiento se produce a raíz de una excesiva exposición solar sin protección. Los responsables de dicho foto-envejecimiento son los rayos uva emitidos por el sol y pueden provocar manchas en la piel y arrugas. El mix de los componentes beneficiosos para la piel del Aceite vegetal de Rosa Mosqueta mejora la pigmentación, el tono y la textura dermal. Por otra parte la vitamina C compensa la disminución de colágeno originado por la exposición al sol.

    Rehidrata la Piel Seca

    Gracias a la vitamina A que se puede encontrar entre los principales componentes del aceite de Rosa Mosqueta, se consigue una mejora en la rehidratación de la piel mejorando su humedad y creando una barrera de impermeabilidad con el fin de impedir una pérdida de agua y por lo consiguiente mantener siempre un cutis bien hidratado.

    El Aceite vegetal de Rosa Mosqueta resulta muy adecuado para personas mayores a 45 años, dado que a partir de cierta edad la piel empieza a fabricar menos colágeno y perder elasticidad. El contenido de vitaminas y antioxidantes que están presentes en el Aceite de Rosa Mosqueta ayuda a equilibrar en gran parte esta pérdida.

    Reduce las cicatrices quirúrgicas y/o accidentales

    Los ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9, así como el ácido linoleico favorecen la reducción de las cicatrizas y promueven la regeneración de la piel. Dichos ácidos mejoran la flexibilidad, absorción y la reparación de la piel. Por su parte la Vitamina A ayuda a cicatrizar mejor la herida, igualando el tono y la textura dermal.  

    Favorece la regeneración de la piel tras quemaduras

    Las propiedades cicatrizantes del Aceite vegetal de Rosa Mosqueta mejora la textura de la piel aumentando su elasticidad y mejorando su color.

    Fortalece el sistema inmunitario y estimula la circulación sanguínea

    El contenido de vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales convierte la Rosa Mosqueta en un complemento ideal para reforzar nuestro sistema inmunitario, así como estimular la circulación de nuestro organismo.

    Es beneficioso para las manos y las articulaciones

    El Aceite de Rosa Mosqueta, dada su acción hidratante resulta un excelente aceite para el cuidado de las manos, que suelen perder textura con el paso de los años. Este aceite también es muy beneficioso en el tratamiento de la zona de los codos, talones y rodillas que a menudo se ven afectados por un resecamiento.

    ¿Cómo utilizar el Aceite vegetal de Rosa Mosqueta?

    El Aceite vegetal de Rosa Mosqueta puede ser usado tanto por vía oral aprovechando su alto contenido de ácidos grasos esenciales, cuanto con fines cosméticos.

    Uso oral:

    No hay gran misterio, lo único que tienes que hacer es añadir 1 cuchara sopera de este maravilloso aceite a tu dieta diaria y ¡voila!

    Uso cosmético:

    El Aceite de Rosa Mosqueta es un producto no graso, que tiene una textura ligera y agradable que la piel absorbe con facilidad, diferenciándose así de otros aceites usados para tratamientos faciales, como el de Jojoba o la manteca de Karité que presentan una consistencia mucho más grasienta y por lo consiguiente un absorción más difícil.

    Puedes aplicar este aceite como crema de día, crema de noche, así como sobre estrías, cicatrices y arrugas.

    Como crema de día, emplea un poco del aceite justo antes de aplicarte el maquillaje. Penetra muy bien en la piel, se absorbe rápido, además elimina las células cutáneas muertas y favorece la aparición de las jóvenes.

    Como hidratante, puedes sustituir tu crema habitual de noche por el Aceite vegetal de Rosa Mosqueta, aplicando un poco del aceite 30 min antes de acostarte.

    ¡Ojo! Aplica el aceite siempre sobre la piel limpia.

    ¿Por qué es efectivo el Aceite de Rosa Mosqueta?

    El Aceite vegetal de Rosa Mosqueta gracias a su alto contenido de ácidos grasos esenciales – 80% de ácidos grasos poliinsaturados de los cuales el 44% es ácido linoleico y el 36% ácido alfalinoleico, así como a su composición de vitaminas es uno de los remedios naturales más eficaces para la regeneración y nutrición de la piel, reduciendo y eliminando visiblemente las arrugas y manchas de la piel. Además de su efecto positivo sobre las arrugas, este fantástico aceite es muy adecuada también en el tratamiento de quemaduras y cicatrices. 

  • Aceite de Onagra

    El Aceite de Onagra es un aceite de origen vegetal que tiene alto contenido de ácidos grasos esenciales, pudiendo destacar sobre todo el Omega 6, que además de sus propiedades antiedad, tiene un efecto relajante ante casos de regla dolorosa y reduce los síntomas de la menopausia. Gracias a este contenido abundante de ácidos grasos esenciales – ácido linoleico, Omega 3 y Omega 6, el Aceite de Onagra también resulta muy beneficioso en el tratamiento de problemas de circulación o del colesterol malo que se puede acumular en el organismo. No obstante, este fantástico aceite reúne entre sus componentes también vitamina C y minerales como el potasio, el calcio, el fósforo, el hierro y el magnesio.

    ¿Cuáles son las principales propiedades del Aceite de Onagra?

    Funciona como un antiinflamatorio natural: debido a la presencia de componentes como el  ácido gamma-linolénico, el Aceite de Onagra resulta muy útil en el tratamiento de inflamaciones de diferentes magnitudes. Este efecto se produce gracias a la acción de esta sustancia que estimula la producción de una hormona, llamada E1, que está relacionada con la disminución de la inflamación en el cuerpo. La acción antiinflamatorio del aceite de onagra lo convierte en un producto muy adecuado en el tratamiento del reumatismo, que aparece normalmente entre los 40 y 50 años a consecuencia del desgaste de las articulaciones.

    Favorece el equilibrio de la cantidad de grasa de la piel:  esta acción se debe a su contenido de Omega 6 que ayuda a reducir la cantidad de grasa de la piel gracias a sus especiales propiedades para retener todo tipo de humedad, resultando así muy adecuado para las personas que sufren acné.

    Mejora el sistema inmunitario gracias a la presencia de vitamina C, fósforo y potasio en su composición.

    Controla el colesterol: el Omega 3 y Omega 6 que forman parte de la composición del Aceite de Onagra tienen la capacidad de absorber el colesterol malo, es decir, este colesterol que tapa las arterias y crea problemas como la hipertensión.

    Hidrata la piel: el Aceite de Onagra tiene la capacidad de hidratar y tonificar la piel. Asimismo es muy eficaz en casos de rojeces o picores cutáneos.

    Gracias al contenido de potasio, elAceite de Onagra funciona como un equilibrador de los líquidos del organismo, convirtiéndose así en un excelente ayudante de la mujer durante la menopausia. Sin embargo, el Aceite de Onagra se recomienda no solo a las mujeres en menopausia, sino a cualquier persona que sufra retención de líquidos.

    Alivia los síntomas premenstruales: gracias al ácido gamma-linolénico que integra el aceite de onagra en un 72%, es posible estimular la producción de una hormona que reduce la inflamación de diferentes partes del cuerpo. El aceite de onagra favorece las reacciones metabólicas al nivel de las membranas celulares y participa en la elaboración de las prostglandinas implicadas sobre todo en el ciclo menstrual de la mujer. La ingesta de aceite de onagra ayuda a aliviar síntomas como la tensión de las mamas o el hinchazón del abdomen.

    Fortalece el pelo y las uñas: el aceite de onagra es beneficioso no solo para el sistema circulatorio sino también para el cabello y las uñas dotándolos con más fuerza y belleza.

    Previene problemas del sistema nervioso: dada su riqueza en ácidos grasos esenciales, los cuales están muy presentes en el cerebro y su toma de forma habitual ayudará a prevenir ciertas enfermedades del sistema nervioso.

    Puede mejorar la disfunción eréctil: conociendo ya los efectos positivos que ejerce el aceite de onagra sobre el sistema circulatorio, hay que decir queen algunos casos, la impotencia está vinculada a problemas circulatorios. Por lo tanto la ingesta de aceite de onagra puede conllevar una reducción del problema de la disfunción eréctil.

    Es beneficioso en caso de eczemas atópica: estas eczemas están relacionados con el sistema inmunitario y generan rojeces y picor. La aplicación constante durante varias semanas de aceite de onagra aliviará el picor y la sequedad.

    Calma la psoriasis: la psoriasis también tiene relación con el sistema inmunitario y consiste en la producción de mucha más piel de lo habitual, lo que da lugar a unas molestas escamas. El aceite de onagra ejerce un efecto calmante sobre la zona afectada disminuyendo el picor y escozor.

    Reduce el acné: el acné es una patología muy común en la adolescencia, aunque también se puede encontrar en personas adultas. Se expresa mediante la aparición de espinillas e inflamación en la piel. El aceite de onagra reduce el número de “granos” y mejora el estado de la piel, al absorber el exceso de grasa que aparece a raíz de esta erupción cutánea.

    Repara los daños musculares: mediante la realización de un masaje con aceite de onagra y reposo, el dolor causado por la inflamación de los tejidos se reducirá.

    ¿Cómo utilizar el Aceite de Onagra?

    El Aceite de Onagra se puede utilizar tanto por vía externa, cuanto por vía interna.

    Uso oral:  el modo más habitual de ingerir aceite de Onagra es mediante pastillas, comprimidos o perlas. La dosis varía según el fabricante, por lo tanto antes de empezar a tomar aceite de Onagra es importante consultar la dosis diaria recomendada.

    Uso externo o cosmético: El Aceite de Onagra en forma de aceite mejora el estado de la piel y contribuye a su equilibrio. Tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que resulta muy útil en el tratamiento de golpes o afecciones leves de los músculos. Asimismo preserva la piel de un envejecimiento prematuro y regula su hidratación.

    Para el tratamiento de eczemas localizadas se puede preparar un cóctel de: 20ml de aceite vegetal de onagra +10ml de aceite vegetal de caléndula + 20 gotas de aceite esencial de katafray + 10 gotas de aceite esencial de palo de rosa. 

  • Aceite de Argán
  • Aceite de Almendras...
  • Aceite de Coco
  • Aceite de Jojoba
  • Aceite de Árbol de Té
Mostrando 1 - 11 de 11 artículos
Mostrando 1 - 11 de 11 artículos